Congelación

Mostrando 1-24 de 225 artículo(s)
Filtrar por
Manufacturers
Filter

Congeladores para hostelería

En nuestra subcategoría de congelación encontrarás equipamiento y maquinaria de hostelería para la conservación de productos, tanto crudos como elaborados: congeladores verticales, arcones congeladores y mesas frías.

En Gama Hostelería trabajamos con los mejores fabricantes e importadores para ofrecerte electrodomésticos con la mejor relación calidad precio del mercado. Así Infrico, Drifriho o Sammic son referentes dentro de nuestro catálogo.

Gran variedad de equipamiento y maquinaria

Dentro de esta gran categoría de congelación encontrarás congeladores verticales, congeladores o arcones congeladores, mesas de congelación y armario expositores.

Todo lo que necesitas para equipar tu cocina profesional está en nuestra página web.

Importancia de la congelación en hostelería

El proceso de congelación en hostelería es importante por dos motivos. En primer lugar, te permitirá conservar aquellos alimentos que no hayas vendido. En segundo lugar, podrás congelar elaboraciones para agilizar el servicio que das a tus comensales.

¿Cómo funciona el proceso de congelación?

La congelación es un método de conservación de alimentos muy eficaz. Se basa en la ralentización de la tasa de crecimiento de bacterias y microorganismos por efecto de la baja temperatura. Por ello los congeladores para hostelería son herramientas indispensables para este propósito.

Así es, la proliferación de bacterias aumenta a temperatura ambiente. Sin embargo, conforme disminuimos la temperatura esta proliferación se reduce. Cuanto menor sea la temperatura, menor velocidad. Es por esto que los alimentos aguantas mucho más tiempo dentro de congeladores que en el interior de neveras.

Otra ventaja que obtenemos con un buen proceso de congelación es el mantenimiento de las propiedades organolépticas y nutritivas. Esto es, del sabor, olor, textura, composición nutricional, etc.

Maquinaria destinada a la congelación de alimentos

Como ya hemos visto la congelación es proceso de gran repercusión en cualquier bar, restaurante o cafetería. Para este fin existen diferentes opciones en el mercado.

En primer lugar, tenemos de congeladores verticales o armarios de congelación. Son dos nombres que se refieren al mismo electrodoméstico. Son similares a los congeladores domésticos, pero suelen tener mayor capacidad y mejores materiales y acabados.  Puedes encontrar gran variedad de congeladores verticales para hostelería en el siguiente link.

En segundo lugar, se han de nombrar los arcones congeladores. Son el segundo tipo de congeladores más vendidos en hostelería. Son similares a los anteriores, pero tienen una disposición horizontal. Su principal ventaja radica en la gran capacidad de almacenaje que disponen. Su gran desventaja es que al no disponer de compartimentos la organización de su interior es más complicada. Dispones de una selección de los mejores arcones congeladores en el siguiente link.

El tercer lugar lo ocupan los armarios expositores de congelación. Los podríamos incluir dentro de la categoría de congeladores verticales, ya que son muy similares. Sin embargo, estos últimos, al disponer de puerta de cristal nos permiten ver lo que hay en su interior. Por otra parte, al tener un peor aislamiento, la temperatura interior suele ser algo menor. Si te interesa este tipo de congeladores verticales para hostelería puedes comprarlo en el siguiente link.

Por último, hay que destacar las mesas de congelación. Éstas son un tipo de mesa fría para hostelería que tiene compartimentos debajo de la encimera para almacenar diferentes productos. De aquí que el nombre que reciban en ocasiones es el de bajo mostradores de congelación. La particularidad de este tipo de equipamiento de hostelería es que disponen de una encimera que podemos usar para trabajar. Existe gran variedad de mesas de congelación en este link.

Temperatura de congelación

La mayor parte de los congeladores para hostelería suelen alcanzar temperaturas cercanas a los -20ºC. Se considera que a estas temperaturas el periodo de conservación de los alimentos es relativamente largo.

No obstante, en el mercado podemos encontrar alguno equipamiento para hostelería que alcanza temperaturas algo inferiores.

La mayoría de nuestros congeladores verticales, mesas de congelación y arcones congeladores alcanzan los -18ºC. En algunos casos esta temperatura es regulable, mientras que en otros no.

¿Qué productos se pueden congelar?

Muchos de los productos que habitualmente se utilizan en hostelería pueden congelarse. Ahora bien, se debe tener cuidado porque otros al ser sometidos a bajas temperaturas pueden explotar. Este sería el caso de los huevos, bebidas carbonatadas, etc.

Existen alimentos a los cuales el proceso de congelación apenas les afecta, como es el caso del pescado y de la carne. Para ello lo ideal es que los evisceremos y quitemos, a ser posible, la parte grasa.

El caso de las verduras y hortalizas es algo más complicado. Las que son gruesas y rígidas se pueden introducir en el congelador o arcón congelador sin miedo. Sin embargo, no es recomendable hacerlo con otras como el tomate y el calabacín. En estos últimos casos es mejor introducirlos una vez cocinados.

En todo caso, lo idea es que los introduzcamos en nuestro congelador, arcón congelador o mesa fría porcionado. Es decir, separado en porciones individuales para que el proceso de descongelación sea más rápido y nos podamos organizar mejor.

¿Es recomendable re-congelar?

Los procesos de recongelación no son nada recomendables. Es decir, si congelamos un producto y lo descongelamos, debería ser consumido. De lo contrario la carga microbiológica aumenta y las posibilidades de intoxicación se multiplican.

Otra cosa es si, una vez descongelado el producto, lo cocinamos y lo volvemos a congelar en nuestro congelador para hostelería.

Congelar en crudo o en elaborado

Tanto el proceso de congelación en crudo como en cocinado es eficiente para mejorar la conservación de los productos.

Venta de congeladores para hostelería online

Como ya hemos dicho, alimentos como los tomates no es recomendable congelarlos directamente ya que su textura cambia. Algo similar ocurre con la casquería, productos con una elevada proporción de agua o muy grasos. En estos casos lo más recomendable es congelarlos una vez cocinados.

 

Chatea con nosotros en WhatsApp

Product added to wishlist
Product added to compare.

Nos preocupamos por tu privacidad

En Tienda GammaHostelería utilizamos cookies propias y de terceros con tu consentimiento y/o nuestro interés legítimo, para mejorar la experiencia del usuario y el rendimiento de nuestra web, también para ofrecerte funciones de redes sociales, publicidad personalizada y analizar el tráfico de nuestra página.

Te recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. ¿Aceptas estas cookies y el procesamiento de datos personales involucrados?